Adiós a la trovadora de los niños

Teresita Fernández. Foto: lajiribilla.cu

Dame la mano y danzaremos
dame la mano y me amaras
Como una sola flor seremos
como una flor y nada más

Dariela Aquique

HAVANA TIMES — El otoño y sus hojas caídas hacen a algunos estar un poco triste. Pero este 12 de noviembre, fue  doblemente lúgubre para muchos. Intelectuales, artista, militares, científicos, académicos, hombres y mujeres de oficios, todos, lamentan la sensible pérdida de Teresita Fernández García.

Varias generaciones de cubanos desde niños acompañaron sus juegos, o fueron dormidos, con una tonadilla de Teresita. Decenas de canciones infantiles, que oyéndolas y tarareándolas han estado en la vida de los que crecimos en esta isla.

Un 20 de diciembre de 1930 vio la luz esa santaclareña, que se autodefinía juglar. Graduada de maestra normalista y Doctora en Pedagogía también enseñó desde las letras de sus coplas.

Guitarra en mano, la trovadora de los niños fundó la Peña de los Juglares en el Parque Lenin de La Habana, desde allí trascendió al mundo. Varios escenarios internacionales tuvieron el privilegio de sus actuaciones.

La canción infantil cubana ha perdido a la más genuina de sus creadoras. Pero solo de manera corpórea. Nos deja para siempre haber musicalizado las Rondas de Gabriela Mistral. O los versos del Ismaelillo de José Martí.

Nos deja su amor, su humildad, su poesía y su espíritu de maestra, de mujer con alma de niña eterna. Nos dejó Dame la mano y danzaremosEl gatico Vinagrito, Tin, tin, la lluvia cayó. Eusebio y Pitusa.

Teresita estará siempre, rondándonos como su Zunzunsito. Hará que el otoño no resulte tan triste, porque como nos dijo:

A las cosas que son feas
ponles un poco de amor
y veras que la tristeza
va cambiando de color.

 


One thought on “Adiós a la trovadora de los niños

  • el 13 noviembre, 2013 a las 7:54 am
    Permalink

    E.P.D. Teresita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *