“A Mi Manera” pegó duro en Cuba como en muchos países

Por Vicente Morín Aguado

La joven francesa en La Voz

HAVANA TIMES – Una joven francesa viviendo en Marbella canta magistralmente Comme d’ habitude, en la edición anual de La Voz de España (1968), una competición al estilo del Got Talent, pero centrada en cantores sin reconocimiento relevante en el mundo artístico. My Way, A mi manera en español, son versiones del texto francés que tiene su peculiar repercusión en Cuba.

Bajo la firma de su creador Claude François, la canción alcanzó notable popularidad en Francia, de igual forma triunfó en el mundo anglosajón, primero por el pegajoso decir melódico del canadiense Paul Anka y casi al unísono la inmortalizó, extendiendo sus notas por el mundo el rey de los llamados crooners, La Voz por excelencia, Frank Sinatra.

Eran los años sesenta, la cultura cubana sobrevivía a duras penas ahogada por una mordaza que consideraba peligrosa contaminación la ola musical con The Beatles a la cabeza, fulminando bajo feroces represalias toda posesión o escucha de grabaciones extranjeras, especialmente anglosajonas.

El “razonamiento” acompañante de tal proceder impuesto por el totalitarismo en formación fue resumido así por el músico cubano-americano Pablo Menéndez: Los anglosajones constituyen un imperio capitalista enemigo del socialismo. Los músicos anglosajones hablan inglés y usan melenas. Por tanto, la música de los anglosajones melenudos es enemiga del socialismo.

Pero la absurda cortina de hierro comunista tenía sus fisuras, uno de los agentes que consiguió cruzarla fue Paul Anka, convertido en muy popular entre los cubanos.

 A falta de Beatles, Rolling Stones y demás representantes del enemigo imperialista, soportaron al canadiense, vaya usted a saber si era del gusto personal de algún jerarca encargado de la cultura en aquellos años sesenta. Los temas del longevo cantante y compositor canadiense se entronizaron en las fiestas de quince años, obligada celebración de cualquier familia cuando una muchacha del núcleo hogareño arribaba a la edad indicada.

My Way, por supuesto, no faltó a la cita, reforzando su inusitada difusión hubo versiones en español, menos reprimidas, entre otras, por Los Cinco Latinos. Aquellas canciones sabían a gloria en un país casi aislado del mundo exterior, viviendo limitaciones de todo tipo. Recuerdo que los jóvenes íbamos a las fiestas con el uniforme escolar ligeramente transformado, sobre todo, las botas, cuyas suelas y tacones eran cercenados al límite de la suela, convertidos en “tacones Hollywood”, al decir del momento.

Muchos artistas marcharon a los campos de reeducación llamados Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP), otros no resistieron tanta discriminación, terminando en el exilio.

Paul Anka, The Beatles y hasta Tom Jones persistieron, más o menos escondidos o discretamente permitidos por el ojo del Gran Hermano, que de vez en cuando se hacía de la vista gorda. Finalmente escuchamos en la radio Let it Be, lo anterior del cuarteto inglés nos llegó en onda retro.

En cuanto al inmenso Frank Sinatra, sus huellas en Cuba databan de 1946, siendo ya famoso por su decir melódico de esmerada dicción, casi cantando al oído. Sinatra fue el invitado especial al espectáculo de fin de año del Hotel Nacional de Cuba. El ítalo-norteamericano era admirado por los capos de la mafia y su presencia en La Habana desvió la atención pública sobre la segunda reunión del siglo de los capos di tutti capi, con Lucky Luciano de líder, celebrada en el emblemático hotel.

LP de Frank Sinatra

Sinatra siempre negó aquella su primera presencia en la instalación, amparado en no haberse registrado oficialmente en el hotel, pero volvería al año siguiente y después dos veces en 1951, la última recién casado con Ava Gardner.

Nunca ha sido posible tapar el sol con un dedo, Sinatra terminó reconocido en Cuba, al igual que John Lennon, sentado en un parque de La Habana, es hoy objeto de fotografías diarias por parte de turistas y nacionales.

Tal vez sea porque los comunistas que nos gastamos aquí, emulando con los líderes de las congregaciones religiosas milenarias, aceptan hasta la música de las bulliciosas bocinas portátiles de moda, con tal de no perder feligreses que les aplaudan.

Son pocos los que pueden decir con el orgullo desbordado de Claude François, Paul Anka, Frank Sinatra, y hasta el rey obsesivo de las versiones musicales, Julio Iglesias “And now, as tears subside, I find it all so amusing(Y, ahora que cesan las lágrimas, encuentro todo tan divertido)

To think, I did all that, and may I say, not in a shy way” (Pensar que yo hice todo eso y, permítanme decirlo, sin timidez)

Oh no, oh no not me, I did it my way(Oh no, oh no yo no, yo lo hice a mi manera)
—–
NOTA: En los años “50” Fernando Pruna Bertot, escritor y amigo a quien debo parte de lo aquí escrito, pagaba de 4 a 6 pesos, igual a dólares, por un LP de Frank Sinatra. Una botella de Coca Cola valía cinco centavos.

Vicente Morín Aguado:  Mardeleva287@gmail.com

 

2 comentarios sobre ““A Mi Manera” pegó duro en Cuba como en muchos países

  • Tanto Mexico como Canada mantuvieron relaciones plenas con Cuba, cuando toda America y muchos paises del mundo rompian sus relaciones, por lo tanto, pobre del que que criticara algun genero que viniera de esos paises amigos, en el año 1965 o 1966 yo estaba cumpliendo el primer llamado del SMO en una gran unidad anexa a la base aerea de San Antonio de los Baños, conocida como La Vaca Muerta, yo calculo en unos 2,000 jovenes encerrados allí, con pases cortos quincenales, de momento empieza a correr un rumor de que a la 11 de la noche por Radio Progreso estaban transmitiendo un programa de Musica Moderna, entre otros habia un cuarteto ingles con musica rock, la historia es conocida, a nivel de aquella unidad pasó igual que en toda Cuba, el horario del programa se cambió urgentemente para las 8.30, algunos oficiales de los mas recalcitrantes y semi analfabetos decian que aquella musica era contrarrevolucionaria.

    Respuesta
  • Mucho se ha escrito sobre las estupideces represivas contra la música anglosajona, la música cantada en inglés. Ahora nadie puede detener a los fans. Aunque el género ha sido vapuleado a lo largo de décadas, y sin embargo al regetón le abrieron las puertas facilmente, a pesar de no servir de aporte alguno a la música, sino todo lo contrario, la denigra. Si la mayoria de esa gente que reprimia la música anglosajona no sabía ni de lo que se trataba porque no conocía el idioma, daba pena que para que se hiciera un concierto pedian traducir la música que iba a ser interpretada para darle el visto bueno. Muchas eran canciones de amor, solo eso. My way es hermosa y ha sido muy versionada, pero la Voz le ha impreso un sello inigualable. En cuanto a The Beatles, lo conoci a los diez años, cuando mi padre viajo a Rusia y trajo discos de vinilo de allá. Entonces ame a esta música hasta ahora.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Cortando el cerdo.  La Habana, Cuba.  Por Mike Pobega, EUA. Nikon J5

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com