CubaDeportesOpiniónSegmentos

Buscando un jonrón de propaganda

Por Matraca

HAVANA TIMES – ¡Atención, fanáticos del béisbol y críticos de la política! En el quinto Clásico Mundial el equipo Cuba se ha lanzado al terreno de juego con un swing de poder y un guante de acero. Pero no todo es diversión y béisbol, pues el Gobierno y la oficialidad cubana han aprovechado la situación para convertirlo en un verdadero espectáculo de propaganda política. ¡Vaya si han sabido aprovechar la velocidad de los pitchers para lanzar mensajes políticos!

Las caricaturas que trae hoy Matraca reflejan la cara del play propagandístico. En la lomita está el Gobierno cubano haciendo malabares con las victorias del equipo nacional y queriendo utilizar a los jugadores como marionetas para distraer al pueblo de sus verdaderos problemas.

En la caja de bateo están los fanáticos que se han dado cuenta de que algo huele mal en el estadio. No es el olor a hot dogs ni a palomitas de maíz, sino a una estrategia política que busca tapar el sol con un guante. Denuncian que la selección cubana y algunos de sus integrantes que juegan en ligas extranjeras están siendo utilizados como una fachada, limpiando la cara del Gobierno de Cuba y distrayendo a la población de las acciones represivas, la tensa crisis económica y las violaciones de derechos humanos.

En el mundo de las redes sociales, la realidad y los medios de prensa, el equipo Cuba y sus jugadores extranjeros se han visto atrapados en medio de un partido de béisbol con un toque político. ¿Podrán salir victoriosos y devolver el foco a lo que realmente importa: el amor por el deporte y el respeto a los derechos humanos?

La participación de Cuba en el quinto Clásico Mundial no es solo cuestión de una competencia de pelota, es un juego de poder y política que se juega en un diamante lleno de sorpresas.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times