Autor: Daisy Valera

El viejo y el pan

Daisy Valera

El pan ha sido polémico en muchos sentidos.  Foto: Caridad

El pan es un tema recurrente en Cuba, como me imagino que en el resto del mundo, donde el precio de este producto te permite estimar cuanto cuestan otros alimentos.

En nuestra isla el pan ha sido polémico en muchos sentidos: la cantidad, calidad, tamaño, si lleva o no mantequilla.

El pan es el protagonista siempre que los cubanos esperamos un ciclón, por lo que las panaderías se llenan de personas.

Durante estos cincuenta años el pan ha pasado de venderse por la libreta de racionamiento (uno por persona por dia) a ser vendido también en las nuevas panaderías ilimitadamente.

Retrato frívolo de La Habana

Daisy Valera

Barrio en mal estado.  Foto: Caridad

Se han cumplido 490 años de la fundación de La Habana, la capital cubana, y por varias esquinas pueden encontrarse pancartas en conmemoración a este hecho. La Habana cada día se hace más vieja.

Yo me enteré en las páginas de la prensa de este aniversario, y no pude evitar sentir repulsión.

La hoja del Granma traía como título: “La Habana y su gente,” y en lugar de estar leyendo un periódico serio pensé que estaba hojeando una revista turística.

La primera foto mostraba la bahía habanera con el Cristo, luego continuaba con las abuelas que se disfrazan de santeras, todas de blanco con collares y flores en la cabeza, estas señoras se ganan la vida cobrando a las turistas por tirarse fotos con ellas, para terminar unos turistas paseando en un coche colonial, por la Plaza de la Catedral.

ELAM después de 10 años

Medicos ELAM, Cuba

Hace muy poco se ha celebrado en la Escuela Latinoamericana de medicina (ELAM), un acto por los 10 años de la fundación de este centro, en estos años se han graduado 7256 estudiantes de 30 países, estos son médicos generales básicos orientados hacia la atención primaria de salud.

La idea de la creación de la ELAM, fue de Fidel en el año 1999, con el propósito de la creación de un ser humano mejor.

Junto con estas noticias vinieron a mi mente, las imágenes de la ELAM, a la que pude ir una sola vez en que se realizó un ciclo de conferencias, ya que en esta no pueden entrar cubanos a no ser que sean trabajadores de la escuela.

Pepe Alejandro, periodista y revolucionario

Daisy Valera

Reina St. in Central Havana.  Photo: Caridad

Mi primer encuentro con José Alejandro fue en la segunda página del Juventud Rebelde (JR) cuando comenzó la sección Acuse de Recibo, que acaparó toda mi atención porque manifestaba las problemáticas del pueblo y buscaba soluciones, algo muy poco frecuente en la prensa cubana.

Luego leí dos artículos que publicó los días 1de mayo de los años 2008 y 2009, artículos que describían lo acontecido esos días y llamaba la atención sobre dos carteles que aparecieron en la marcha que decían:

« ¡Abajo la burocracia, arriba los trabajadores! ¡Más socialismo!» Y

« ¡Trabajadores, decidamos y dirijamos nuestro socialismo!»

Desde ese momento comprendí que José Alejandro estaba sinceramente comprometido con el futuro socialista de la sociedad cubana.

Otra vez noviembre 7

Daisy Valera

Un pedazo de La Habana.  Foto: Caridad

El sábado 7 de noviembre amaneció gris y con una fina llovizna. Quienes piensen que una mañana con este clima es señal de melancolía o tristeza se equivoca.

Los cubanos generalmente amamos que la temperatura disminuya unos cuantos grados y que el sol se esconda un poco, para entonces salir a la calle abrigados y sonrientes.

Comienzo hablando del clima porque, una mañana casi invernal, fue lo único que notaron del 7 de noviembre muchos de los que conozco.

Otro que se volvió loco

Daisy Valera

Luis Alberto Garcia

“Otro que se volvió loco” así era el inicio de un correo que le enviaron a un amigo hace algunos días, ante semejante título nos interesamos mucho por saber quien era el loco. Y fue que comenzamos a leer un mensaje que está circulando en estos días por Internet del actor cubano Luis Alberto García, al que hemos tenido el placer de ver en películas cubanas como “La vida as silbar.”

Lo primero que desciframos es que Luis Alberto es el segundo actor cubano que se atreve a hacer una crítica a algunas situaciones incomodadas de la realidad cubana y la hacen circular. El primero fue Armando Tomey, un actor que ha interpretado muchas novelas para la televisión nacional, quejándose de sus malas condiciones de trabajo.

Después de esta breve introducción se sabrá que criticar, en el argot popular cubano se traduce como: volverse loco.

La tragedia de la carne de Cerdo

Daisy Valera

Foto: Michael Landis

La tragedia de la carne de cerdo, así he pasado a llamarle a lo que me ocurrió en el mercado Tulipán que se caracteriza por ofertar productos como verduras y frutas a un precio un poco más bajo de lo que lo hacen los mercados no estatales.

El mercado Tulipán pertenece al EJT (ejército juvenil del trabajo, que es supervisado por las FAR).

Por casualidad pasaba por allí y decidí entrar para saber que estaban ofertando que pudiera comprar y casi me voy con las manos vacías, pero encontré un anuncio que me casi me hizo, sin exageraciones, saltar de alegría.